Ancla de capa o ancla flotante

En esta nueva entrega de vocabulario náutico, vamos a hablar del ancla de capa o ancla flotante. Se trata de un ancla que ayuda a mantener la posición y es muy importante para la seguridad de la embarcación. La principal diferencia con respecto a las anclas convencionales, es que esta no se hunde hasta el fondo, sino que se mantiene flotando cerca de la superficie. De esta forma, orienta la embarcación y la dota de mayor estabilidad. El ancla de capa consiste en un cono de lona resistente reforzada en la base, que es donde se amarra el cabo. En la parte del vértice tiene un pequeño orificio por donde pasa el agua para reducir la resistencia. Aquí se amarra un cabo más pequeño que facilita su recogida.

Situaciones de uso del ancla de capa

El ancla de capa es útil en situaciones de fuerte oleaje provocado por el viento. Para evitar el cansancio físico o mareos, podemos utilizar el ancla de capa para que nuestra embarcación permanezca orientada al viento y al oleaje. Gracias al ancla, el barco permanecerá más calmado. En esta misma situación, el ancla de capa nos puede ayudar para mantener el rumbo adecuado y que los tripulantes no caigan exhaustos y mareados.

ancla de capa

Sin duda, la situación donde más se utiliza el ancla de capa es cuando hay una avería. Con el ancla de capa nos olvidamos totalmente de mantener el barco en el rumbo adecuado y podemos centrarnos en arreglar la avería o esperar a que lleguen las unidades de rescate. También se suele emplear mucho cuando los marineros se han mareado o están agotados.

Si tenemos que hacer noche en nuestra travesía, el ancla de capa es muy útil porque nos ayuda a mantener nuestra posición. De esta manera, podremos descansar sabiendo que nuestra embarcación no sufrirá ningún contratiempo ni se desviará del rumbo.  Por último, los pescadores también utilizan el ancla de capa para ahorrar combustible.

Cómo usar el ancla de capa

Debemos echarla por el lado del barlovento de nuestra embarcación. El ancla se abrirá a modo de paracaídas y el cabo que une el ancla a la proa tomará tensión debido al viento. Después, amarramos el cabo del ancla de capa en dos puntos fuertes de la cubierta con un cabo en forma de “Y”.

En condiciones meteorológicas adversas, desplegaremos el cabo del ancla flotante con un mínimo de cinco veces la eslora de la embarcación. Según la respuesta del barco y la fuerza del temporal, iremos desplegando el cabo hasta que el barco se estabilice.

ancla de capa

Fuente: Sail&Trip

Tamaño

El tamaño del diámetro del ancla de capa se elige en función del tamaño de la embarcación, que dependerá de la eslora y del uso que vayamos a darle. A mayor eslora, mayor diámetro del ancla de capa.

Si quieres conocer más tipos de ancla y sus diferentes usos, recuerda leer nuestras entradas de vocabulario náutico dedicado a las anclas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *