Convertir barcos en vehiculos amfibios

Hace unos días leímos en Navegar.com un artículo que nos llamó mucho la atención, en el que se hablaba de un “kit para convertir barcos en vehículos amfibios”. ¿Te imaginas que tu barco tuviera ruedas y pudieras ponerlo a flote o sacarlo del agua subiendo por una rampta de la marina como si de un coche se tratara? Pues si, se ve que con este kit diseñado por una empresa de Nueva Zelanda puedes convertir tu embarcación en un vehículo anfibio, que puede rodar por tierra y navegar. De momento sólo existe la versión para barcos a motor y de un máximo de 12 metros de eslora, pero ya nos parece un avance importante.

Veamos los antecedentes…

Hace aproximadamente 10 años, la empresa neozelandesa Sealegs patentó un sistema de 3 ruedas capaces de convertir una lancha neumática en un vehículo de carretera. No se trataba de salir del agua e ir por autopista hasta casa, sino de facilitar la maniobra de puesta a flote de las pequeñas embarcaciones. Este producto inicial se consolidó, y actualmente la empresa ofrece 4 modelos de barcos de recreo con sus correspondientes ruedas que facilitan el transito entre la tierra y el mar.

Un paso más lejos, el kit anfibio

Unos meses atrás, Sealegs puso a la venta el kit para barcos de hasta 2,5 toneladas, aunque ya están trabajando en el modelo que podrá transportar hasta 6,5 toneladas (útil para barcos de hasta 12 metros de eslora). De momento se habla solamente de la aplicación a barcos de motor, pues todavía no se ha creado un kit capaz de salvar el calado de la orza de un velero.

¿Cómo es el kit?

Consiste en dos ruedas ubicadas a ambos lados del espejo de popa, y una rueda situada en la roda. La rueda de proa es la motriz, y se acciona a través de un motor eléctrico situado habitualmente bajo la consola de gobierno. Se controla desde el puente del barco, integrado en el sistema de gobierno. El motor tiene una potencia de 24cv en su versión más reducida, y alcanza una velocidad de 10km/h.

Al entrar en el agua las ruedas se elevan quedando por encima de la línea de flotación, y el barco comienza a flotar sin ninguna interferencia y sin perder velocidad.

Este kit, a parte de ser útil en las embarcaciones de recreo, tiene multitud de aplicaciones, como por ejemplo en el ejército, muy interesado en esta nueva tecnología.

Como sabemos que a veces una imagen vale más que mil palabras, os dejamos con el vídeo promocional de “Sealegs – Amphibious Boats”.

Leave a Reply

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *