El contracte de lloguer d’embarcacinos d’esbarjo

Las cláusulas y las consideraciones que debe tener todo contrato de alquiler de embarcaciones de recreo las encontramos en los artículos 307 a 313 de la Ley de Navegación Marítima (que comprenden el capítulo V del título IV de la norma). En Nàutica Gènova también alquilamos veleros, y conocemos la importancia de redactar y firmar un buen contrato.

Tenemos claro que es una embarcación de recreo?

Según la normativa vigente española, una embarcación de recreo es aquella cuyo propósito es la navegación deportiva no mercantil y con una eslora menor a los 24 metros. Además, por ser considerada embarcación de recreo, una embarcación debe estar matriculada en la lista 6ª o 7ª (atendiendo a la legislación española). Concretamente, una embarcación que se dedique al charter náutico debe estar inscrita en el Registro de Buques de la Marina Mercante en la lista 6ª, embarcaciones de recreo con ánimo de lucro y comercia.

Tipo de contrato de alquiler náutico

Llamamos contrato de alquiler náutico el documento legal que establece la cesión por un tiempo determinado ya cambio de una remuneración económica de una embarcación de recreo, siendo la finalidad exclusivamente la navegación recreativa o deportiva. Hay 2 tipos de contratos:

  • Contrato con tripulación
  • Contrato sin tripulación

Cláusulas obligatorias del charter náutico

La reciente legislación marítima introducido algunas novedades que todo contrato de charter con propósito recreativo debe incluir:

  • Retraso en la entrega de la embarcación: quien alquila el barco tiene derecho a una indemnización si el propietario se retrasa en la entrega de la embarcación (las vacaciones son sagradas). Un retraso de 48 horas da derecho a resolver el contrato, con la consecuente indemnización del arrendatario.
  • Instrucciones del arrendatario y criterio profesional del patrón: si se alquila con tripulación, el patrón profesional (que debe serlo siempre con un título que lo acredite) debe atender en todo lo que disponga el arrendatario, excepto en casos en que se comprometa la seguridad marítima.
  • Informe de daños ocasionados: el arrendatario debe informar sobre cualquier daño sufrido por la embarcación, sin que se establezca la responsabilidad del acto, que deberá resolverse en instancias judiciales o criterio profesional.
  • Seguro obligatorio
  • Prescripción del contrato

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *